INFORMACIÓN
Inicio / REFLEXIONES / Buenas noches mi amor.

Buenas noches mi amor.

Mark-Twain-escribiendo-en-la-cama.-Foto-Biblioteca-del-Congreso-de-los-Estados-Unidos-DP
“Porque cuando escribo, sueño. Y cuando sueño, soy feliz.”

Buenas noches mi amor,

te quiero. Eso ante todo. Y por encima de todo.

Aunque duermes junto a mí, no sé cómo contarte todo esto.

Nos conocimos hace unos cuantos años. No más de tres. O puede que sí, aunque posiblemente yo no era consciente de que formabas parte de mi vida.

La primera vez que te vi fue horrible. Pocas cosas recuerdo con tal claridad. De hecho, estoy seguro de que si en esta vida hubiera sido gato, mi pelo se habría erizado y mi columna arqueado en señal de alerta cuando te sentí cerca. Era todo miedo. Miedo a que fueras real. A que me invadieras y me robaras cuanto conocía y cuanto me hacía ser yo.

Posiblemente, ahora que lo escribo, creo que esa reacción fue una señal de que ya en aquel momento sabía lo que me venía encima. Sabía qué iba a suponer tratar contigo, y por ello estaba aterrorizado.

Durante meses luché por evitarte. Cruzaba la calle huyendo de tu intensa mirada. Intentaba convencerme a mí mismo de que no existías. Tan sólo ambos sabíamos lo que había empezado entre ambos, pero el resto del mundo debía seguir permaneciendo ajeno a todo ello.

A pesar de eso, por las noches corría a tu encuentro. Cuando la oscuridad de mi habitación me protegía de mi mismo, y mi cabeza se encontraba desprevenida, corría a tu encuentro. Encuentros que con la salida del sol quedaban encerrados bajo llave y que con dureza intentaba olvidar para poder seguir viviendo. Encuentros tiernos y fugaces que se desvanecieron entre las sábanas.

Sí, lo sé. Me lo decías cada vez. Las películas de amor han hecho mucho daño. Y ahora lo entiendo. Eras su antítesis. Y por ello te odié. Me odié. No eras lo que decían que me pertenecía. No eras lo que yo creía que merecía.

Ahora, en cambio, soy feliz. ¿Que qué ha cambiado? Creo que nada. Tan solo tú y yo. Los dos. Uno sólo.

Ahora escribo y con tan solo girar la cabeza te siento junto a mí. Tu tibia respiración me marca el ritmo.Mi corazón se acompasa y, aunque estoy solo, estoy contigo. Y eso no lo cambio por nada.

Te querrá siempre,

H.

Sobre Fosters MK

Fosters MK
"De todo aquello de lo que no hablas. De todo aquello que no cuentas por no entrar en sentimentalismos". A.M.

MIRA ESTO TAMBIEN

El camino hacia ti mismo.

Ayer estuve charlando con alguien muy especial. Fue una conversación de esas que se te …

Ensayo sobre la ceguera

  Hubo un tiempo en el que fui ciego. Afortunadamente un ciego capaz de ver …

Transition.

  Hoy me he encontrado con una persona muy curiosa. No es la primera vez …

Padre nuestro, ciego, sordo y desocupado

Desde siempre se a educado desde niños en la creencia de que existe un Dios …

  • Catacumba

    Muy bonito…