INFORMACIÓN
Inicio / REFLEXIONES / Dos manos y un cigarrillo

Dos manos y un cigarrillo

-Suenas un poco revoltosa…

-Soy como el viento de poniente.

Tomando un café con mucha leche, él la acompañaba con un cigarrillo de liar y un café, algo amargo que se mezclaba con el humo que inhalaba.

-Tengo algo dentro de mí, que me oprime el pecho.

Nena eso es amor!

-No te equivocas, pero no es ese tipo de amor…

A ella le angustiaba un sentimiento, le inquietaba no saber explicarse y que nadie la entendiera. Él, un hombre hecho a su medida le juró una vez, seguirla siempre, por lo que se lanzó sin miedo a entender eso que tan importante parecía para ella.

-Háblame de esa libertad que te oprime; conmigo eres tú en tu máximo estado salvaje.

Negra y descarriada como las ovejas se sentía cuando se comparaba con el resto del rebaño llamado sociedad.

-No sé cómo sentirme cuando hago algo que me llena de vida, pero parece que decepciona al resto del mundo.

Con el cigarrillo entre sus labios y echando una bocanada de humo, posó con soberbia su mano sobre la de ella cortando su discurso…

-Admiro todo lo que haces y cómo has llegado hasta aquí. Quienes no te siguen, no ven la pasión que le pones a tus deseos.

La tarde transcurrió calurosa, con algunos silencios y otras carcajadas provocadas por la burla hacia cualquier cosa tonta y absurda que sólo ellos entendían. Nunca más volvieron a hablar sobre ello; bien sabía ella que hasta el final, él le sostendría la mano, así, no importo seguir el viento de poniente.

Él fue su brújula para siempre.

 

 

Sobre caoticanne

MIRA ESTO TAMBIEN

El camino hacia ti mismo.

Ayer estuve charlando con alguien muy especial. Fue una conversación de esas que se te …

Ensayo sobre la ceguera

  Hubo un tiempo en el que fui ciego. Afortunadamente un ciego capaz de ver …

Transition.

  Hoy me he encontrado con una persona muy curiosa. No es la primera vez …

Padre nuestro, ciego, sordo y desocupado

Desde siempre se a educado desde niños en la creencia de que existe un Dios …

  • Potro Desbocado

    Simplemente perfecto!