INFORMACIÓN
Inicio / MUNDO / Transition.

Transition.

Battery Park (2012)

 

Hoy me he encontrado con una persona muy curiosa.

No es la primera vez que me ocurre pero sí es la primera vez que tengo esta sensación.

En realidad, no me lo he encontrado. Me lo he cruzado. Es que quiero ser exacto porque iba de paso.

No le conozco de nada. Tan solo de verle algunas veces antes pero, la verdad, nunca le había prestado atención.

¿Sabéis esa sensación que tienes al ver a alguien y que parezca que le conoces pero no recuerdas de qué o de dónde? Eso mismo.

Andaba yo.

Sólo. Bueno, conmigo mismo que con los tiempos que corren, ya es mucho.

Concentrado en no salirme del guión. |Beh| |mäh| |bê|

Pensando en dinero. Triste y común.

Pensando en dimes y diretes. Drama.

Echando mano del calendario. Que ya queda poco y el suelo tiembla.

Sin pensar como cualquier otro pero haciéndolo como todos.

Ahora que lo intento, no recuerdo en qué pensaba. Supongo que un poco de todo. Digo yo que pensaría en sobrevivir a esta catástrofe mundial.

No sé, la verdad.

Entonces me pasó eso. A todos nos ha pasado alguna vez así que no necesito preguntároslo. Me había dado cuenta que llevaba un tiempo -no sabría decir cuánto- sin escuchar mi cabeza. Estoy seguro de que seguía pensando, pero a mi ya no me importaba. Tampoco escuchaba los pensamientos maleducados del vecino. Todo estaba en silencio. Aliviador silencio. Yo no me soporto a mi mismo. Por eso a veces paso de él. Tú si te soportas es que debes estar enfermo. Nadie se soporta.

En fin, que en ese impass entre escuchar y no escuchar, le vi. Qué cosa tan rara. Parecía incluso más perdido que yo. Tuve la sensación. De que le conocía, digo. Eso que se te arrugan las cejas y miras fijamente a la otra persona. Que, en realidad, si lo piensas bien, si tienes mala suerte y te mira, debe pensar que eres un psicópata que no es capaz de disimular el escrutinio. El tema es que, con esa mirada, como que intentas atravesarle, sacar toda la información que puedas y que resuelva ese enigma creado en tu cabeza. ¿Le conoces?

Bueno no estoy seguro de que eso ocurra siempre. Pero al menos todos arrugamos las cejas mientras le damos tiempo a nuestra parte del cerebro con memoria para que ponga en marcha todas sus habilidades y nos mande una respuesta rápida y fiable.

Al final, sigo sin saber quién es. Me hago una ligera idea pero la incertidumbre no desaparece. No me fío de mi mismo. Tampoco de mi memoria. Estoy jodido.

Volviendo al misterioso, he de decir que parecía sereno. Algo preocupado. Como si pensara en dinero, como todos. Haciendo conjeturas  y suposiciones, me atrevería a decir que es capaz de resolver grandes problemas. Ya lo sé, me he arriesgado. Eso es difícil de saber a primera vista pero bueno, es la impresión que me ha dado.

Mala hostia tiene seguro. Tenía un “comienzo de arruga” en el entrecejo que le dividía verticalmente la zona. Como si lo frunciera mucho, ya sabéis. Un poco gruñón. Aunque no, gruñón no parecía.

Parecía también que volvía de trabajar. Cargado como una mula. Aunque la carga que más pesaba debía sólo saberla él.

Me despertaba cierta empatía, añoranza. Debía ser menor que yo. Con mucho por vivir aún. Y no es que a mi me quede poco, pero vamos, que todos nos entendemos.

En mi cabeza le deseé suerte.

Yo mismo empecé a notar como el barullo volvía poco a poco a mi cabeza. Estaba empezando a perderle.

Le volví a desear suerte. Y deseé volver a encontrarme pronto aquella pequeña alma perdida. Perdida de mí. Sólo una entre millones. Y es que todos nos perdemos alguna vez pero es maravilloso cuando nos volvemos a encontrar. El problema es que creo que nos estamos perdiendo a lo grande. Para largo digo. Y estas pequeñas almas que somos todos, estamos olvidando la forma de volver. Y cuando nos perdamos del todo no podremos hacer nada.

Yo creo que no me pierdo del todo. Sólo un poco.

Pero cada vez me encuentro más. Hoy unos minutos.

Mañana puede que unos cuántos más.

¿Y tú? ¿Eres de los que te pierdes o de los que encuentran?

Sobre Fosters MK

Fosters MK
"De todo aquello de lo que no hablas. De todo aquello que no cuentas por no entrar en sentimentalismos". A.M.

MIRA ESTO TAMBIEN

El camino hacia ti mismo.

Ayer estuve charlando con alguien muy especial. Fue una conversación de esas que se te …

Ensayo sobre la ceguera

  Hubo un tiempo en el que fui ciego. Afortunadamente un ciego capaz de ver …

Padre nuestro, ciego, sordo y desocupado

Desde siempre se a educado desde niños en la creencia de que existe un Dios …

La coincidencia planeada más bonita de la historia.

Desde que el hombre es hombre y a veces piensa, ciertas cuestiones trascendentales le persiguen …